Twitter Facebook Youtube
Inicio » Críticas » Crítica de El Nacimiento de una Nación de Nate Parker

Crítica de El Nacimiento de una Nación de Nate Parker

El Nacimiento de una Nación (en inglés The Birth of a Nation) es una película biográfica basada en Nat Turner, un esclavo afroamericano que en 1831 lideró un movimiento de liberación de esclavos en el estado de Virginia.

La cinta es obra de Nate Parker, que se estrena como director, además de encargarse de su guión, de producirla y de protagonizarla. Además, en el reparto le acompañan Armie Hammer (La Red Social), Aja Naomi King (Cómo Defender a un Asesino), Mark Boone Jr. (Hijos de la Anarquía, Memento), Jackie Earle Haley (Preacher, Juegos Secretos), Penelope Ann Miller (Chaplin, The Artist), entre otros.

El Nacimiento de una Nación se estrenó en el Festival de Sundance en 2016 donde ganó el Premio de la Audiencia y el del Jurado. Fox Searchlight compró sus derechos por 17.5 millones de dólares, el récord del festival.

Pese a que la muy buena recepción inicial del film la postulaban como una de las favoritas este año a los Oscars, se ha ido cayendo progresivamente de la carrera. Hecho también influenciado por las polémicas que han rodeado a Nate Parker durante todo este año. Con todo ello, parece bastante claro que esta película se ha quedado fuera de los Premios de la Academia.

Vamos allá con la película. El Nacimiento de una Nación nos sitúa en una finca del Estado de Virginia perteneciente a la familia Turner. Ésta se dedica al cultivo y venta de algodón, sin embargo, están atravesando por unos momentos económicos difíciles. Del cuidado del campo se encargan los esclavos, entre ellos Nat, nuestro protagonista, quien es muy importante dentro de su comunidad, es el predicador encargado de transmitir la palabra de Dios a su gente.

Un día, el Reverendo Walthal (Boone Jr.) comenta al dueño de la finca y cabeza de la familia tras la muerte de su padre, Samuel Turner (Hammer), un nuevo negocio con el que conseguir sostener económicamente a su familia y a su finca. Esto consistía en acompañar a Nat de finca en finca para que éste transmita, a través de la religión, el mensaje del patrón a sus esclavos (seguir trabajando y hacerle caso).

Así lo hacen y en sus visitas quedan horrorizados por las miserias y los abusos a los que son sometidos los esclavos. Sin embargo, el pobre Nat, aunque se sienta impotente, no puede hacer más que cumplir con su trabajo. De lo contrario, se enfrentaría él mismo a los castigos.

Armie Hammer y Nate Parker

Hasta que un día, decide rebelarse contra el orden social y acabar con la situación de sometimiento de los esclavos y de su raza. Junto con hombres esclavos y libres, lidera una insurrección en busca de su libertad.

La película es una perfecta muestra de las constantes torturas físicas y psicológicas a las que estaba sometida la comunidad afroamericana, cuya único y mísero pecado era los orígenes de sus ancestros y el tono de su piel.

No es una película, en principio, tan violenta como Doce años de Esclavitud. Pero es un poco paradójica en este aspecto. Me refiero a que hay escenas en las que sí muestra sin tapujos los abusos y la violencia (sobretodo cuando Nat va a visitar las fincas). Pero en otras, deja vagar la imaginación del espectador y que él mismo intuya lo que está pasando. Un claro ejemplo es la escena de los latigazos a Nat, en la que el director decide mostrar la cara, que no la espalda, del protagonista.

Si bien, el propósito de la película es mostrar la rebelión que, en alguna manera, “provoca” Nat (ciertamente, el causante no es él, sino los abusos de los patronos). ¿Por qué Nat? Porque es una persona especial y “poderosa”, incluso se podría decir que único.

Esto es debido a que sabe leer, no es analfabeto como el resto de esclavos. La Señora Turner es quien decide educarle de pequeño, pero tan sólo le da acceso a la Biblia, puesto que según ella, el resto de libros eran “para blancos”. Es todo esto lo que provoca que tenga tanta influencia entre su comunidad, que intenten explotar a Nat yendo de finca en finca para que inculque dicha confianza entre los esclavos. Esto es lo que le hace tan poderoso.

Nate Parker como Nat Turner

Pese a que intenten limitar al máximo este poder, no consiguen someterle y acaba liderando una rebelión que, pese a parecer victoriosa en sus inicios, finalmente es apaciguada tras solamente 48 horas.

Acompañando esta línea argumental y en lo que parece como una introducción al personaje (que parece ser más larga de lo que debería) está la historia de amor entre Nat y Cherry (King). Esta pareja, que son obligados a vivir separado (Nat pertenece a Samuel, pero Cherry pertenece a su hermana) son muy relevantes para la historia.

Parece ser que, aquello que hace a Nat realmente plantearse el sistema social y que, en última instancia, será uno de los detonantes de la rebelión es, precisamente, Cherry. Su violación (ficticia, se sabe que no ocurrió en realidad) a manos de la “patrulla anti-esclavos” hace de Nat un hombre más violento, sediento de venganza.

Nate Parker y Aja Naomi King

El Nacimiento de una Nación está llevada a cabo por actuaciones muy dignas de mención, especialmente del propio Nate Parker, quien se mete en la piel del personaje y nos muestra a un Nat en principio sumiso, pero luego perseguidor de justicia sin importarle los medios que utilice. Buena actuación, también, del resto del reparto, personalmente destacaría a Aja Naomi King y a Armie Hammer.

La dirección de la película y su ambientación están bastante conseguidas. Sin embargo, la pata por la que cojea El Nacimiento de una Nación es el guión. Con una introducción muy larga, daba la impresión de que se acabaría la película y aún no habrían contado la insurrección.

Cuando lo importante de la historia es la rebelión, que sólo ocupara una cuarta parte de la historia (si llega) es demasiado poco. Todo hay que decirlo, la rebelión en la realidad, fue muy breve. Pero la impresión que da, es un Nate Parker con intención clara de desarrollar mucho el personaje principal, dejando el acontecimiento en un segundo plano.

Atentamente,

Carmen Peris

El Nacimiento de una Nación (en inglés The Birth of a Nation) es una película biográfica basada en Nat Turner, un esclavo afroamericano que en 1831 lideró un movimiento de liberación de esclavos en el estado de Virginia. La cinta es obra de Nate Parker, que se estrena como director, además de encargarse de su guión, de producirla y de protagonizarla. Además, en el reparto le acompañan Armie Hammer (La Red Social), Aja Naomi King (Cómo Defender a un Asesino), Mark Boone Jr. (Hijos de la Anarquía, Memento), Jackie Earle Haley (Preacher, Juegos Secretos), Penelope Ann Miller (Chaplin, The Artist),…
Nuestro veredicto - 7.5

7.5

Nota final

Pese a la gran polémica que ha rodeado a El Nacimiento de una Nación, es una película que narra de los hitos más importantes en la historia afroamericana y su protagonista. Da muestra de aquello que marcó un antes y un después en Estados Unidos y que inició el camino a la lucha por la abolición de la esclavitud

User Rating: Be the first one !

Comentarios

comentarios

Artículos similares