Twitter Facebook Youtube
Inicio » Novedades » Así ha sido la producción de Logan (Notas de producción)

Así ha sido la producción de Logan (Notas de producción)

La naturaleza me hizo monstruo. El hombre me hizo arma. Y Dios hizo que eso durara demasiado tiempo.”

James Mangold, el director y visionario guionista nos trae el capítulo final de la saga cinematográfica de uno de los más grandes héroes de la historia del cómic. En LOGAN, veremos al actor (todotalentoso) Hugh Jackman repitiendo en su mítico papel como Lobezno, está será la última vez que el actor protagonice una película, en una cruda y poderosamente dramática historia de sacrifico y redención.

Corre el año 2029. Los mutantes han sido perseguidos y erradicados (o casi). En ese mundo tan cambiante encontramos a un introvertido y abatido Logan que se pasa los días bebiendo sin parar, escondido en una remota parte de la frontera mexicana, ganándose la vida como conductor de alquiler. Y encontramos a sus compañeros exiliados; el marginado Caliban y un enfermo Profesor X, cuya mente única y singular cada vez se encuentra más enferma. Pero los intentos de Logan de esconderse de su legado y del mundo terminan cuando conoce a una extraña mujer que le pide: que guíe a una chica extremadamente joven y muy singular hasta un lugar seguro. Es cuando las garras de adamantium de Logan volverán a brotar cuando se enfrente a las fuerzas oscuras y a un antiguo villano de su pasado, una misión que situará a este guerrero, envejecido por el paso del tiempo, en el camino hacia el cumplimiento de su destino.

LOGAN está protagonizada por Hugh Jackman en el papel principal, acompañado de Patrick Stewart (X-Men: Días del futuro pasado), Stephen Merchant, Richard E. Grant y la actriz Dafne Keen.

Logan dejó atrás su vida de héroe

La historia definitiva de LOBEZNO (LOGAN)

La primera vez que Hugh Jackman aportó su electrizante energía al mutante conocido como Lobezno fue en el año 2000, dando así un origen al contemporáneo éxito de las adaptaciones cinematográficas de cómics: la primera película de la conocida saga de X-Men, a manos del director Bryan Singer. Desde entonces, el (desconocido por entonces) conocido actor australiano ha dado vida a uno de los más famosos mutantes hasta un total de diez veces, siendo un récord en la gran pantalla. Pero ahora, con LOGAN, Jackman ha tenido la casión de crear algo verdaderamente especial, una forma de enterrar definitivamente a su álter ego en la gran pantalla desde el 2000.

Uno de los co-escritores destaca que querian trasmitir algo completamente diferente “Algo muy fresco y, en conclusión, muy humano. Ya que pienso que la fuerza de los X-Men, y específicamente la de Lobezno, radica más en su humanidad que en sus superpoderes. Al analizar este personaje por última vez, me interesaba llegar al corazón del humano que realmente era, más que mostrar todo lo que sus garras eran capaces de conseguir”.

Desde el comienzo, Jackson ha tenido un marcado don para insertar humanidad bajo el brusco y muy desfigurado aspecto exterior de Logan. Sin embargo, en esta profundamente destacada y conmovedora interpretación, Jackman vuelve al comienzo con su personaje; el arisco y agresivo fumador de puros es ahora un incondicional y leal compañero de batalla, dispuesto a sacrificarse por todo aquello en lo que cree.

Jackson y James Mangold anteriormente llevaron a este personaje a nuevos y remotos lugares con la película Lobezno inmortal (2013). En esa anterior cinta (adaptación de la emblemática miniserie de cómics originada por Chris Claremont y Frank Miller en 1980 y este contenía todos los elementos clásicos del cine noir japonés así como las películas de samuráis, ademas del western conocido) en la que Logan dejará su exilio autoimpuesto para terminar viéndose envuelto en una violenta trama que tiene lugar en Japón. Lobezno inmortal obtuvo así un gran impulso por parte de la crítica debido a su meticuloso análisis del conflicto interior que tiene lugar dentro de Logan, en vez de desarrollar una película repletas de escenas de acción para suscitar emoción alguna.

Logan se enfrenta a su pasado

Mangold señala que, después de su experiencia en Lobezno inmortal, ni Jackson ni él se imaginaban volver a colaborar en otro proyecto centrado en este personaje. “Tanto Hugh como yo nos encontrábamos en el filo de la navaja a la hora de plantearnos hacer otra entrega”, el director, coincidió con Jackman por primera ocasión en Kate & Leopold. “Si al final hacíamos otra película, yo quería llevarla hasta donde me interesaba, un lugar muy profundo, íntimo y primario: una historia basada sobre todo en los personajes donde pudiera explorar los miedos y debilidades de estos legendarios héroes, un filme que les humanizara”.

Antes incluso de embarcarse en este proyecto, Jackman y Mangold eran conscientes de que esta historia debía de existir al margen de la intensa densa y cautivadora mitología de la saga de X-Men. Con lo que según afirma Jackman; “Los dos queríamos hacer una película independiente de la saga. Y esta película es mucho más realista que las que hicimos anteriormente para la franquicia, quizás esta sea más que cualquier otra adaptación cinematográfica de un cómic. Es mucho más humana”.

Originalmente Mangold, escribió el guión de LOGAN junto a Scott Frank, coguionista de Lobezno inmortal (Caminando entre las tumbas) y Michael Green (Alien: Covenant), propuso crear una cinta basada en los personajes de Logan, Xavier y Laura, mientras se iban abriendo camino a través de un devastado paisaje. “En mi cabeza surgió la singular idea de que quería realizar una road movie con estos personajes, lo cual, de alguna manera, complicando más mi trabajo como director”, comenta el propio director. “Colocando así a los personajes en un coche y que estén atrapados en la carretera me ataría las manos. Y no podríamos hacer nada respecto a otros mundos que chocan o una invasión alienígena; con lo que la película estaría básicamente forzada a desempeñarse a un nivel mucho más íntimo”.

Mangold desde hace tiempo estima que Logan es un descendiente espiritual de los grandes héroes de algunos westerns como El fuera de la ley, de Clint Eastwood, o Shane, el desconocido, de Alan Ladd, privando así a Lobezno de su invencibilidad para hacer al personaje más vulnerable, más expuesto, influenciado por el cómic de “El viejo Logan” creado por Mark Millar, Steve McNiven y Dexter Vines. “En este cinta encontramos a Logan en unas condiciones en las que su capacidad de curarse a sí mismo ha disminuido considerablemente, e incluso su fuerza ha mermado. Su propia salud y estado mental se encuentran en declive”.

La cinta de Logan transcurre 50 años después de los eventos descritos en X-Men: Días del futuro pasado (2014), siendo este un particular relato completamente independiente, más bien como un privado viaje familiar.

Al comienzo de esta película encontramos a Logan en un estado muy frágil y vulnerable; su inmortalidad es una pesada carga y deteriorado, cuida de un débil Charles Xavier escondidos en una vieja planta de fundición junto a un tercer mutante, Caliban, tratando de pasar desapercibidos, refugiándose todos, de un mundo que piensa que todos los mutantes han desaparecido, hasta que Logan tiene que proteger a la joven, Laura…

Charles y Logan se ocultan de un mundo mutante desolado

El propio Jackman comenta que Para nada, Logan quiera ayudar. No quiere saber nada del tema. Hace tiempo que dejó atrás esa época de su vida en la que respondía a las súplicas y a los gritos de socorro de la gente. Básicamente, ha llegado a la conclusión de que, generalmente, cuando ayuda, las cosas empeoran. La gente que quiere termina herida; si se expone demasiado, o si se esfuerza demasiado, termina habiendo dolor, pérdida y destrucción”.

Encargados de cuidar y proteger a la chica del delincuente y asesino Donald Pierce (Boyd Holbrook), Logan y el Profesor X se organizan para atravesar el territorio hostil y así llevar a Laura hasta un lugar llamado Edén, un lugar en el que se rumorea que sirve de refugio para los jóvenes mutantes. Pero Pierce y sus Reavers, están decididos a devolver a Laura al doctor Zander Rice (Richard E. Grant), un carnicero genetista que ha desencadenado las mutaciones de Laura a través de una serie de experimentos inhumanos con la esperanza de crear niños súper soldados.

Si al final hacíamos otra película, yo quería llevarla hasta donde me interesaba, un lugar muy profundo, íntimo y primario: una historia basada sobre todo en los personajes donde pudiera explorar los miedos y debilidades de estos legendarios héroes, un filme que les humanizara”.

Richard E. Grant señala que su personaje “Es un sociópata y este carece de empatía emocional y de cualquier tipo de sentimiento hacia los mutantes que crea. Rice ve a los seres humanos como objetos para ser clonados y tiene una mente muy científica e intelectual a todos los niveles. No se implica emocionalmente para nada”.

A veces escuchamos que una película, es tan grande como su villano, y Jackman ha alabado el estilo de Holbrook dando vida al desquiciado Pierce. “Boyd es un actor con un extraordinario talento, es un artista verdaderamente dotado. Al leer el guión, le dije que pensaba que Pierce era uno de los papeles más difíciles de sacar adelante. Los mejores villanos parecen divertirse más que cualquier otro personaje de la película, y Holbrook supo interpretar eso y lo hizo de manera desbordante, porque en un momento era capaz de cambiar y ser muy aterrorizador, además de divertido”.

Ademas el veterano actor dedicó unas agradables palabras a su joven compañera de reparto, Dafne Keen, que debuta en el cine con LOGAN, en una actuación muy virtuosa. “Sin duda Dafne es una actriz extraordinaria, y ha sido un honor compartir protagonismo con ella. En la que Laura, tiene el ADN de Lobezno, así que hay elementos de él en su personalidad y en su aspecto físico, y eso no es fácil de conseguir. A mí me pareció muy difícil de conseguir cuando tenía 30 años, no digamos en una chica de tan sólo once, además, ella no es así en absoluto. Es muy divertida, vivaz y enérgica. Interpretar a esta mutante, que se encuentra constantemente irritada y llena de rabia, y que te cortará la cabeza si miras a su costado, no tiene absolutamente nada que ver con cómo es ella, pero lo bordó”.

A quien también le sorprendió fue a Stewart: “Es una niña que actúa con el peso, la gravedad, la intensidad y la diversidad de una actriz muy versada e internacional”.

Laura será quien implique en esta batalla a los X-Men supervivientes

Debido a los atributos que comparten, Logan se encuentra en una posición única para ser capaz de ayudar a Laura a aceptar sus sentimientos y encauzar esa apabullante rabia. “Si en su interior no existiera bondad, se habría convertido en la perfecta máquina de matar. Logan era capaz de hacer lo que es debido, pero también tenía un gran corazón. Tenía conciencia, cabeza, y no seguía ciegamente cualquier orden que se le ordenaba”, añade Jackman.

Con lo que nos sitúa a Logan como un tutor legal para Laura, siendo este el hijo pródigo de Charles Xavier, quien se encuentra luchando contra una debilitante enfermedad. “Charles es viejo y enfermo, pero, sobre todo, es peligroso. Ya que sus poderes están fuera de control y necesitan ser controlados. Y la persona que se encarga de él, cuidándole, asistiéndole, vigilándole y con quien más discute y le ayuda a recuperarse es Logan”, explica Stewart

El propio actor reconoce que “El aspecto de superhéroe y los poderes mutantes no son los protagonistas tanto como lo eran en las anteriores”, siendo las relaciones entre sus personajes más fuerte en LOGAN que en las anteriores entregas de los mutantes.

Incluso Caliban pertenece a esta poco convencional familia, y hasta comparte camaradería con el antisocial de Logan, el propio Merchant reconoce “que entre ambos personajes podría haber momentos de cordialidad, y creí que para mi personaje era importante no ser constantemente el antagonista de Logan”.

El director además señala que “LOGAN es una película sobre la familia”, que trata sobre el amor, lealtad y se centra en Logan, que durante toda su extensa vida ha evitado entregarse íntimamente a otros, y al final lo hace.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en esta entrega es que veremos la representación más auténtica de Lobezno, sin ningún filtro, y veremos a Lobezno desatando su ira sobre sus enemigos. Y es que esta cinta se ha clasificado para adultos, algo sin precedentes en la franquicia X-Men. Lo que preocupaba desde un principio a Jackman y a Mangold como nos explica el propio Lobezno; “Puede que Logan sea uno de los personajes más oscuros y complicados del universo del cómic; sin embargo, a Jim y a mí nos preocupaba quitarnos el cinturón de seguridad”.

Como bien han expresado en anteriores entrevistas y demás sobre este aspecto el propio Mangold dice que la calificación de esta película les permitió dar vía libre para conducir LOGAN en una dirección más madura, explorando así la fragilidad humana, la mortalidad y los complejos vínculos que mantienen unidas a las familias. Sin caer en una película más violenta, más atractiva sexualmente, explícita o más obscena, pretendiendo solamente realizar una película para adultos. “Esta no es una película para chavales de nueve años. Cuando tu película ha sido clasificada para adultos, de repente te encuentras haciendo un filme sobre temas mucho más serios. Sin llegar a tener la presión de hacer una película para todo el mundo”.

Este tema está fundamentalmente dirigido a los fans de Lobezno, que desde hace mucho tiempo han seguido todas y cada una de las interpretaciones de Jackman a lo largo de los últimos 17 años. De hecho, para Jackman era esencial (ya que así se despedía de su mutante X-Men) que la pantalla reflejando todo en esta aventura final mutante.

Donald Pierce y sus Reavers persiguen a nuestros héroes

Al asumir este hecho, de ser su última aventura como Lobezno, el actor reconoce que para él ha sido algo increíble y siente algo especial por el personaje tanto que “Mentiría si dijera que estaba conforme con ello si no creyera firmemente que ya se había puesto todo sobre la mesa. Y quiero decir “todo”. Cada día, cada toma era una especie de lucha por obtener lo mejor del personaje, por realizar lo mejor de mí”.

Sobre el rodaje de LOGAN

LOGAN ha sido rodada en diferentes localizaciones de Nueva Orleans y Nuevo México y tuvo lugar durante el caluroso verano de 2016. En la que el veterano diseñador de producción François Auduoy, que también dirigió al equipo de diseño en Lobezno inmortal, tuvo la tarea de crear ambientes decisivas y repletas de matices, así como capturar el sentimiento de película definitiva y el espíritu road movie.

Y desde su comienzo “Queríamos producir esa sensación de que en la película estábamos haciendo una road movie. Jim quería incorporar muchos y diferentes aspectos visuales en la película: desde el estéril desierto en El Paso y México a travesando los estados de Nuevo México, Texas y Oklahoma, en Kansas, hasta llegar más allá de las tierras inhabitadas de Dakota del Sur. El verdadero reto era revelar cómo crear esa variedad en dos estados con tan sólo un grupo de localizaciones”.

Así que Auduoy y su equipo emplearon cuatro de los Big Easy Stages, estudios ubicados en Nueva Orleans, en las instalaciones de la MAF (Michoud Assembly Facility), propiedad de la NASA, dónde construyeron enormes sets, en el que encontramos el escondite en la fundición y un casino de hotel en la ciudad de Oklahoma. En algunos ejemplos encontramos de que la inestimable aportación de los actores contribuyó a dar forma a alguno sets concretos; como podemos encontrar las ideas de Stephen Merchant sobre la vida doméstica de Caliban al ser incorporadas al diseño del set de la fundición. 

La calificación de esta película les permitió dar vía libre para conducir LOGAN en una dirección más madura, explorando así la fragilidad humana, la mortalidad y los complejos vínculos que mantienen unidas a las familias.”

Y es que es el único personaje que más cocina y el único miembro de este particular trío que se dedica a las tareas domésticas, con lo que Stephen pidió añadir algunos pequeños estallidos de color al oscuro, apagado y deteriorado set. El equipo de Auduoy fue cerca de Juárez y compraron algunas ollas y piezas de cerámica con coloridos diseños mexicanos que incorporaron en la cocina.

John Mathieson, el director de fotografía señala: “Los sets de François eran muy realistas y sucios. Claro que, la fundición tenía que parecer vieja, inutilizada y desapacible, y como trabajábamos en ella durante todo el día, cuando regresábamos a casa nos sentíamos realmente asquerosos y mugrientos. Así de reales parecían los descorados, y sus diseños no son precisamente armoniosos o bonitos”.

Como una road movie que es los vehículos son esenciales, como encontramos en la limosina que Logan conduce, basándose en el modelo Chrysler 300. Este coche es la única fuente de ingresos de Logan, es el único medio para poder cuidar de Charles, como también era una pieza clave para que los mutantes escaparan. “El coche se convirtió así en un personaje más”, explica Audouy.

Caliban y Logan

El responsable de estos vehículos era, Nick Pugh y añade sobre su trabajo: “Era complicado diseñar un vehículo para el futuro pero que sólo tuviera unos diez años de antigüedad. Para ello empleamos tres limosinas, dos están completamente fabricadas y luego tenemos un coche trucado que tiene la misma apariencia pero es realmente un coche de carreras. Este cuenta con un recorrido de suspensión de unos 40 centímetros, ya que tiene que poder dar saltos, atravesar el desierto a unos 80 kilómetros por hora”

Pero además de encontrar escenas de acción sobre ruedas, la película contiene escenas de lucha repletas de sangre y brutalidad, tanto que significaron la oportunidad para Keen en su papel de Laura; y esta joven actriz había estado entrenado en su casa de España, antes de llegar a los Estados Unidos para comenzar el rodaje. “Al llegar Dafne, estuvimos cerca de un mes trabajando con ella”, explica el coordinador de especialistas Garrett Warren. “Le hacía practicar con unas garras que le sujetaba a las manos para que supiera cómo era la sensación de llevarlas. Le hacía rasgar un papel y a romperlo en pedazos. Así, Dafne sabía cómo era llevar las garras puestas a diferencia de, simplemente, blandirlas en el aire”.

La joven actriz contaba con experiencia en gimnasia y acrobacia aérea ayudándole así a dominar por completo la coreografía de las escenas de lucha, y Jackman se sorprendió de su joven coprotagonista. Y Dafne realizó así la gran mayoría de sus escenas de acción en la película, e incluso el actor explica que “Trabajó muy duro, y a lo que yo llamo trabajo, para ella era pasión. No quería dejar de entrenar en ningún momento. Un día, la vi que se había puesto mis garras y estaba rebosante de alegría”.

IMAX Logan

Dafne Keen reconoce que “Tanto los actores como el equipo técnico fueron como una familia para mí. Y hacían que me sintiera muy segura en todo momento. Me centraba más en lo que era mi personaje y su deseo de tener una vida familiar normal, que es por lo que lucha tan desesperadamente”.

Aunque el personaje de Laura pueda parecer que es una brutal asesina, esta sigue siendo una niña, como bien se aprecia además en su vestuario. El diseñador de vestuario Daniel Orlandi señala que “En el caso de Laura, su aspecto al principio es muy sencillo y monótono. Ya que esta parece una reclusa que se ha escapado de la cárcel. Cuando ya huye y ya es capaz de escoger su propio vestuario, esta brutal y despiadada asesina escoge una camiseta con el dibujo de un unicornio y complementos de color rosa. Añadiendo a su personaje una dulce ironía”.

En el resto de los personajes principales, la inspiración de Orlandi fueron sobre todo los westerns clásicos y el cine negro: “Desde el comienzo Jim nos dijo que no quería que nuestros personajes tuvieran el típico aspecto de un superhéroe ni nada muy llamativo. En la película vemos a Logan llevar una barata chaqueta negra y un par de viejos Levis, siendo este su uniforme de conductor. Pero cuando este emprende su huida junto al resto de mutantes, su vestimenta es modificada y se cambia por una chaqueta como las del lejano oeste y una camisa de vaquero, todo en colores oscuros y muy sencillo. Ya que Logan está huyendo y no quiere llamar la atención”.

Como un elemento más y siguiendo el ambiente general de esta cinta, encontramos que su vestuario se ajusta a los tonos oscuros y apagados. Ya que en esta película “Hay muy poco color en la película” con lo que apenas se verá en sus personajes. Y el único momento en el que vemos color en la película es en los personajes que no intervienen en su mundo, como apreciaremos con los viajeros que Logan transporta, es allí cuando “utilizamos tonos más intensos y cálidos”.

Daniel Orlandi se aseguró de usar el vestuario para subrayar el fuerte vínculo que hay entre Logan y Laura, una relación que es el eje fundamental de esta película. Con la que querían que Laura optara por llevar algo que a una niña de su edad le gustase,como la camiseta con el unicornio, pero también querían que escogiera una chaqueta vaquera, que es la misma elección de Logan.

3 de Marzo estreno en cines #Logan

Comentarios

comentarios

Artículos similares