Crítica Amigos de más, de Michael Dowse. El amor vuelve a ser ingenioso y original

Resulta muy fácil ser un cínico con el amor, hasta que sientes esa conexión especial. Con suerte te ocurre una vez en la vida.

Amigos_de_masLa comedia romántica por fin consigue un soplo de aire fresco muy divertido e inspirador con Amigos de más. La poesía escrita con imanes en una nevera hace une a Wallace (Daniel Radcliffe) y Chantry (Zoe Kazan). La química entre ellos es perfecta, conectan… pero sólo como amigos, porque ella tiene novio. Esto hace que nazca una relación amistosa especial en la que pueden hablar de todo. Eso no quita que, aunque Chantry vaya en serio con su pareja, Wallace no se enamore perdídamente de ella.

Ay, ese momento en el que chico conoce a chica, chico se enamora, chica no… (y en este caso, porque tiene novio). Oh espera, esto me suena, ¡es el eslogan de 500 días juntos! Pero tan perfectamente aplicable a Amigos de más como a aquella. ¿Plagio? No, qué va, es la filosofía básica de una comedia romántica, solo que 500 días juntos, una de las mejores comedias románticas de los últimos años, ha hecho que esta frasecita se nos quede grabada en la mente y la asociemos a ella instintivamente. Con todo esto quiero llegar a que Amigos de más, nuestra comedia romántica en cuestión, es la mejor película del género desde la protagonizada por Gordon-Levitt y Deschanel.

Lo primero que vemos en Amigos de más que la diferencia de 500 días juntos es que tira más del gancho del humor. Lo mejor es que esta comicidad tiende más bien a la hilaridad, dando lugar a conversación, preguntas y respuestas idas de olla, macabras y muy, muy ingeniosas. Algo muy interesante también es que ¡vaya!, estamos en Torontooh Canadá, por lo que nos olvidamos de Nueva York, Philadelphia, o cualquier otro escenario estadounidense para una película de este tipo. Michael Dowse, director de la función, ha sabido coger los tópicos esterotipados de la comedia romántica más básica y alejarlos de su película, haciendo algo original, y sobre todo muy divertido. Todo se debe a un guión con gancho, hilarante y con diálogos loquísimos, raros y que invitan a la carcajada sana y no forzada.

whatif1

Daniel Radcliffe, el eterno Harry Potter, intenta quitarse esa etiqueta poco a poco invirtiendo en películas de todo tipo, de todos los géneros. Se atreve en Amigos de más por primera vez con la comedia. Su personaje, Wallace, no es un as en el amor. Acaba de salir de una relación, y conforme sale, se mete sin querer en otra. ¿La causa? Unos imanes que juntos dan como resultado poesía en una nevera hace que una chica se fije, le siga el juego, y al final, él se quede prendado. El hecho de que ella tenga novio no hará que Wallace se aleje, sino que intente ser su amigo y confidente. ¿Daniel lo hace bien? Tiene un aprobado alto tirando a notable. ¿Podría hacerlo mejor? Claro. Creo que el actor todavía no ha encontrado su mejor momento. No digo que no lo haga bien, pero por ejemplo hay momentos en esta película que se le nota forzadillo (quizás el doblaje no ayuda demasiado…). Aun así tiene puntazos muy buenos, gracias a sus líneas de guión y a su expresión corporal. Sabe jugar con lo que tiene; a veces le aporta cosas personales, lo que ayuda a que te guste más lo que hace, y eso es un punto a su favor. Es un actor interesante que todavía tiene que seguir indagando, y yo personalmente estaré encantada de seguirle.

Además de que tiene una belleza extraña pero muy atractiva, es una muy buena actriz dentro de su generación. Zoe Kazan no es nueva en el género (Ruby Sparks, otra película de la que bebe Amigos de más, es para mi uno de sus mejores trabajos). Chantry, su personaje, se encuentra de casualidad en una fiesta con Wallace. De primeras ya nota que el chico parece que quiere intentar algo, así que pum, de repente suelta que tiene novio. Eso hace que por unos días no vuelvan a tener contacto, pero se encuentran una vez más, y una frase da la otra, da a una cena, y da a un pacto entre buenos amigos. Empiezan a quedar, a hablar más, y la química entre ambos es muy evidente… Zoe Kazan es toda naturalidad adorable; se nota que no hace esfuerzos por encajar, porque lo hace a la perfección. Me parece una chica que en estas comedias de amor inteligentes encaja muy bien (aunque también se le ha visto en drama y genial ella).

whatif2

Uno de los aspectos más ricos y grotescos (en el buenísimo sentido) de la película es su dúo secundario, Adam Driver y Mackenzie Davis. Las risas con ambos están aseguradas desde el primero momento que el personaje de Driver abre la boca. Ambos actores, no muy conocidos pero con mucho talento, sobrepasan las barreras que separan a personajes principales de secundarios; cada vez que salen se comen con nachos a todos los demás en pantalla; es más, el espectador los busca, quieren que salga, o esa es la sensación que me embargaba a mí viendo la película. También está bien que por una vez el novio de la chica (Rafe Spall se encarga de encarnar al sujeto en cuestión) no sea un pringado, una persona horrible que no se merece estar con ella. Es encantador, inteligente y dedicado a su chica y a su trabajo. Así el triángulo amoroso tiene más chicha. Y aquí además también entra en escena la hermana de Chantry, una chica superficial que tampoco es muy buena en las relaciones (pero que siempre achaca los problemas, las pegas y lo malo de ellas a los chicos con los que está, dando lugar a discursitos divertidos) interpretada con gracia por Megan Park.

Volviendo a la localidad de la película, Canadá, es divertido eso, el no estar situado en tierra estadounidense. Además cuenta con la baza de cambiar de escenario, saliendo del continente americano, y un cambio de aires siempre viene bien en una película para no tener la sensación de que te ahogas. Michael Dowse ha hecho muy bien trabajo de dirección, no dejándose engatusar por las comedias románticas más melodramáticas y empalagosas y dándole su toque, que para algo es su película. El guión, una vez más recalco lo divertido y hilarante que es; más de una vez te vas a reír con total seguridad. Y la música, siguiente el ejemplo de 500 días juntos, tira al género más indie e independiente, creando un ambiente muy agradable. En resumidas cuentas, me parece una película adorable, inteligente, divertida y algo diferente a lo que estamos muy acostumbrados en este género. Una hora y media de risas y pelos de punta por la ternura que transmite está asegurada con Amigos de más.

whatif3

No lo olvides: La genialidad de su guión, de su reparto y del conjunto en sí. Todo muy bien escogido, planteado, formado y vendido al espectador.
Olvídalo: Un final muy esperado, pero teniendo en cuenta el género al que pertenece, eso era también muy esperado.

Firmado: Cely.

Sobre el Autor

Cely

Cinéfila y seriéfila a tiempo completo, devoradora de libros e intento de músico. Más rápida que Harry el Sucio y menos elemental que Sherlock Holmes. Revivo tartas y horneo muertos. El día tiene 24h y yo me atrevo a hacer más de lo que una persona normal es capaz en mi agujero hobbit.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *