Crítica de Venom de Ruben Fleischer

867 0

Después de ver Venom nos ha quedado claro una cosa, y es que como personaje, necesita a Spider-Man. Como bien sabemos este anti-héroe se nos presentó en las páginas de los cómics de Marvel de The Amazing Spider-Man, el simbionte después de ser rechazado por Peter Parker termina poseyendo al amargado periodista Eddie Brock. Y es que estas dos entidades en conjunto por uno u otro motivo, principalmente compartían algo, odio continuo hacia Peter Parker, con lo que mediante esta unión se va generando un Venom vengativo y asesino.

Con lo que se podría decir que para tener a Venom necesitamos a Spider-Man … con lo cual este es el principal motivo por el cual Venom tiene algo que como película independiente, no funciona. Así que ese es el primer problema al que se enfrenta el director Ruben Fleischer y sus siete guionistas, con lo que se ven obligados a presentarnos una historia original completamente alternativa tanto para Brock como para el simbionte. Con lo que quitar de la ecuación a Spider-Man genera una serie de chirridos argumentales alrededor de Venom con lo que no logra tejer con ningún tipo de gracia o estilo propio. Ofreciéndonos así una película de superhéroes tan alejada a lo que estamos acostumbrados a ver en el cine de Hollywood, pero que de alguna manera hemos visto como Deadpool o Logan han sorprendido y de que manera.

Así que el principal inconveniente se reduce a que mientras Sony posea los derechos del personaje, y que recientemente prestó a Marvel Studios para que Peter Parker (Tom Holland) pudiera acompañar al Capitán América (Chris Evans) e Iron Man (Robert Downey jr.) en Civil War. Con lo que Marvel se aseguraría de recuperar de alguna manera a Spider-Man y a Sony les permitió coproducir Spider-Man: Homecoming. Con lo que Sony necesita reactivar su Desconectado Universo de Spider-Man sin este, dejando a Venom (y posiblemente a las películas que lo siguen) inconexas de alguna manera.

Con lo que lejos de aburriros sobre, derechos y licencias y disputas económicas diré que después de todo este rollo: Venom no puede usar su origen real del simbionte de la serie de Marvel y es ahí cuando encontramos un nuevo origen en forma de Enter the Life Foundation. Un laboratorio genérico dedicado a la investigación espacial que está financiado por un insulso insípido y siniestro Carlton Drake (Riz Ahmed, como si de un villano de Bond se tratara). Con lo que mientras su Fundación Vida explora las estrellas, tratando de salvar a nuestro planeta de su extinción, pero en una de sus naves de regreso a la Tierra con una tripulación muy poco convencional todo se tercia.

Encontramos entonces al entregado Eddie Brock (Tom Hardy) un sabueso periodista que se ha convertido en un cazador de titulares, emprende una cruzada contra Drake para defender a los sin techo locales. Eddie vive un gran momento, una novia que lo ama Anne (Michelle Williams), y un futuro, pero decide arriesgarlos a ambos cuando, por casualidad, Carlton Drake irrumpe en su historia.

Con lo que hasta el momento, se genera una historia que parece tener hasta sentido, pero toda esa historia cambiará en el momento en el que el simbionte entre en escena y atraiga por completo la atención del público. Y eso es importante, ya que a Venom, se le ha dado vida sin basarse para nada en su historia de cómic, tiene que buscar su propio camino mediante la narración y el desarrollo y maduración del personaje con la esperanza de que nos preocupemos por Eddie, Anne y los malvados planes de Drake.

La historia no fluirá con intensidad hasta que el simbionte, asimile a Eddie, ya que Venom es un extraterrestre, una criatura que necesita a un huésped para sobrevivir y puede comunicarse con él estableciendo un vinculo. Pero este se alimenta y diezma a su huésped, como un parásito, a menos que este se combine a la perfección. En los cómics, el simbionte se une a Eddie debido al gran odio que les unía hacía Spider-Man. En la película, Venom se une a Eddie porque … bueno, no está del todo claro y que casualidad de que el simbionte sea capaz de crear vínculos tan estables con Eddie Anne y con Carlton Drake, dando forma al villano de esta…¡Benditas casualidades de la vida!.

Con lo que el principal y único inconveniente a esta historia es su narrativa. Con lo que todo lo que impulsa a Eddie Brock para perseguir a Carlton Drake, estropear su relación con Anne, y no entendemos que a pesar de todos los sujetos expuestos; se explique porque el simbionte elige a Eddie. ¿Que les une?, no se sabe, simplemente se entiende y se acepta, y no se explica de manera convincente. Ofreciendo así una historia simple y vulgar, repleta de gamberradas adultas, acción y con mucho humor.

No todo iban a ser palos, porque el trabajo de efectos especiales es impresionante, y el efecto de el simbionte, en general, se ve muy bien. Con lo que la apariencia de Venom, se ha logrado gracias al equipo de CGI del director que ha dado vida a Venom.

Con lo que para muchos podría significar que toda la película en cuestión, decepciona, pero en realidad, debe de alegrarnos para los fanáticos de los cómics que se atrevan a presentar al mundo estos villanos o personajes alejados de las formas tan conocidas. Y esperamos ver que sirva como mejorar el productor o contenido de cara a futuras secuelas sin Spider-Man. Por el momento en taquilla parece que Venom esta funcionando con lo que podríamos esperar otras historias de este extenso y olvidado universo y tal vez incluyan en algún futuro a Spider-Man.

Sobre el Autor


Diseño Gráfico y Producción Editorial, amante del cine y de sus BSO, además de los videojuegos, fiel servidor al Orden Jedi y en mis ratos libres escribo sobre este maravilloso mundo, el séptimo arte. alfmarfez@newcinema.es

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *