Crítica Guardianes de la Galaxia, de James Gunn. Hooked on a feeling!

Somos igual que Kevin Bacon.

guardianes-de-la-galaxia (2)Con Guardianes de la Galaxia Marvel lo ha vuelto a hacer. Una película brillante, épica y muy divertida. De lo mejor del estudio, original y entrañable. Peter Quill (Chris Pratt) se ha convertido en cazarrecompensas hábil que ahora está en caza y captura por su jefe y además por un implacable villano, Ronan el Destructor (Lee Pace) tras robar un orbe muy, muy codiciado. El orbe alberga un gran poder y extremadamente mortal, y Peter sabe que no debe caer en malas manos. Una serie de circunstancias harán que Peter, aka Star-Lord, se una a un grupo de losers formado por una asesina letal, un humanoide con forma de árbol, un mapache y un vengativo destructor.

Para empezar, sólo quiero recalcar lo inculta que soy con respecto al Marvel cómic. De leer algo, sólo he leído Spiderman (de lo que sí he leído es de Batman, but it’s DC), y no porque no quiera, porque quiero, mucho, y lo haré, poco a poco. Mi opinión con respecto a este tipo de películas sólo cuenta con la experiencia de estas, no con referencias de tiras cómicas, es decir: mi opinión más bien es subjetiva (como en todas mis críticas, vaya). Mi primer pensamiento cuando anunciaron Guardianes de la Galaxia fue ”…Ni idea de quiénes son estos”. Me informé un poco, y pensé ”Puede estar bien”. Luego salió la noticia de que Chris Pratt y Lee Pace iban a ser protagonistas, y eso aumentó mi interés porque son dos de mis actores favoritos. Y más tarde salió el primer teaser tráiler, esa genialidad colorida y llena de humor con una versión muy cañera de Hooked on a feeling… y caí en sus redes.

foto-chris-pratt-y-zoe-saldana-en-guardianes-de-la-galaxia-3-609Nos encontramos en la que es una de las mejores películas de Marvel, para mi. James Gunn, director de este cotarro, ha sabido crear un universo para estos guardianes de la galaxia muy llamativo, lleno de ingenio, locura, naves espaciales y diversión. Como se la ha calificado más de una vez, podríamos decir que Guardianes de la Galaxia es el Star Wars de Marvel, con un muy buen rollo gracias al enfoque que se le ha dado a la cinta. La película no caen en ningún momento, se mantiene a flote con mucha dignidad, manteniendo el interés del espectador en todo momento gracias a la perfecta combinación de acción, humor y emoción. Con unos efectos especiales sobresalientes, somos testigos de asombrosas batallas y naves espaciales que surcan el cielo y el universo espectaculares. Entre otras cosas (incluso con la escena post-creditos te quedas un poco descolocado, y aun así tiene su encanto y te ríes). Y lo mejor es que ya desde el principio, el espectador ya ha recibido el toquecito en el hombro de ”Eh, no te lo pierdas, no quites el ojo”. Porque ver a Chris Pratt bailar al son de la música en un planeta abandonado es algo alocado y divertido con lo que ya te sientes atrapado. Muy bien hecho, Gunn.

Habiendo mencionado ya a Chris Pratt, el que es desde que en mi mundo entró esa maravillosa serie llamada Parks And Recreation, uno de mis actores favoritos, sólo puedo decir maravillas de él. Aquí es Peter Quill, aka Star-Lord, un cazarrecompensas que deberá hacer lo correcto y no dejará que el orbe que posee caiga en malas manos por el bien de la galaxia. Aún marcado por su marcha forzada de la tierra, Peter vive con el recuerdo de ella y mantiene cerca de él su esencia, como ese Awesome Mix Vol. 1 del que podemos disfrutar a lo largo de la película (una de las genialidades de esta). Un hombre vividor, con chispa, dispuesto a hacer el bien, leal, compañero y con todo el humor del actor que lo encarna, lo que lo hace mucho mejor y con el que uno se encariña rápidamente. Me parece un actor que, aunque esté muy ligado a la comedia, sabe ponerse serio, ser versátil, dar mucho de sí. Aquí podemos ver eso, reírnos con él, emocionarnos y ver lo hombre de acción que puede ser con escenas llenas de carreras, pistolas y combate cuerpo a cuerpo. Un hombre de recursos es Chris Pratt, y un actor al que hay que ver más.

guardianes-de-la-galaxia (3)

¡Por fin puedo decir que Zoe Saldana me convence! Bueno, es la segunda vez que lo digo: la primera fue en Star Trek. Por fin un personaje a la altura de lo que esta actriz puede llegar a ser: Gamora, la asesina quirúrgicamente modificada para ser un arma letal. Un personaje súmamente interesante, tanto como su ”hermana” Nébula (encarnada por la británica Karen Gillan), pero es una lástima que ambas, exceptuando una pelea cuerpo a cuerpo, queden tan desdibujadas en la película. Quizás de Gamora sabemos y vemos más, podemos jugar un poco más con ella, disfrutarla, divertirnos con su corto conocimiento con respecto a las referencias que hace Peter, pero con Nébula no pasa lo mismo, y puede ser un personaje muy explotable si así lo desea James Gunn, y queda claro que Gillan puede hacer un gran trabajo con ella. Volviendo a Saldana, goza del poder interpretativo para llevar a Gamora a un punto sumamente interesante. En Guardianes de la Galaxia podemos ver resquicios de ello, de su poder, de su fuerza, de su poder de seducción, y algo que llama mucho la atención: su vulnerabilidad. Siente y padece aunque sea una asesina feroz, pero eso no quita que no tenga sentimientos, sepa usarlos o incluso quiera ocultarlos por su propia seguridad. La actriz ha hecho un buen trabajo, sí.

Ya sabía que los luchadores de la WWE son de por sí actores, porque de eso va su trabajo además de estar muy petados. Pero quién me diría a mí que Dave Bautista (dato: el actor se emocionó mucho cuando supo que iba a ser Drax el Destructor) iba a impresionarme tanto interpretativamente hablando. Como un ser que ha perdido a sus seres queridos a manos de Ronan el Acusador y que además es un poco cortito con las metáforas, Drax es agresivo y vela por sí mismo y su causa personal, pero comprenderá que el trabajo en equipo es más eficaz. Sorprende Bautista, sorprende y sobre todo gusta. Michael Rooker es otro que me ha dejado con la boca abierta, porque su personaje se gasta un par de escenas impresionantes (su arma, esa flecha que se activa mediante su silbido, es alucinante), y estaría genial que saliera en la secuela.

groot-rocket-guardians-of-the-galaxy-1

La sorpresa también ha sido (y muy grata) en el caso del Rocket y Groot, un dúo muy simpático y con una relación entrañable. Rocket, a quien le pone voz Bradley Cooper, cuenta con más protagonismo y momentos clave del que en un principio esperaba, y para nada voy a decir que esto no está bien, porque estaría mintiendo como una bellaca. Es un personaje genial y Cooper le presta su voz con maestría y encanto, como bien sabe hacer él. Rocket, un mapache con carácter y aires de líder, cuenta además con mucha inteligencia e ingenio, es muy divertido y va siempre acompañado de Groot, un humanoide con forma de árbol (Vin Diesel le ha doblado en cinco idiomas diferentes) que sólo sabe decir ”Yo soy Groot”, en ese orden especificamente. Eso no impide que Diesel no pueda darle diferentes matices y formas de decir esa frase de manera tan distinta, algo que es genial y con lo que el público estará encantado, más que nada porque verá cómo sólo teniendo esa línea argumental, este gran arbolito tan adorable y bondadoso (con cierto carácter cuando se le requiere) es capaz de expresar y transmitir tantísimo. Nosotros somos Groot.

guardianes-copiaLee Pace… Se ha convertido en muy poco en uno de mis actores favoritos por el gran talento que tiene y porque además sabe explotarlo en cada película en la que participa. Cuando un actor sabe transmitirte de manera muy específica una emoción, un sentimiento, un estado de ánimo, con sólo mirarle a los ojos, sabes que ese actor está haciendo su trabajo, y lo está haciendo a la perfección. Pues Lee Pace es uno de esos actores. Sus ojos y sus cejas (las cuales le dan a su mirada lo que él quiere dar a entender cuando actúa) siempre me ha parecido que evocan bondad, ira y tristeza, tres sentimientos que Pace capta muy bien. Como Ronan el Acusador, la ira es lo que más podemos ver en su mirada. Lo mejor es que bajo esa capa de pintura azul y negra, que es la que más le tapa sus rasgos faciales, fácilmente se puede reconocer al actor. Quizás echo en falta más presencia del personaje, pero lo que vemos es asombroso, y el torrente de voz de Pace, aunque modificado un poco, impone.

Muy, muy contenta con James Gunn y lo que ha hecho con este grupo de super-loser-héroes. Siendo desconocedora de quiénes eran, me llamaron desde el principio la atención con inteligencia, y el resultado ha sido muy agradable, entretenido y sobresaliente. El trabajo en dirección, la guasa (sin caer en lo bobo) con la que se toma todo demuestra a su vez mucho conocimiento de lo que cuenta, de lo que parte y de lo que quiere conseguir el director de su película. Simplemente fantástico. El guión es una gozada, es divertido, profundo, equilibrado, cuenta con muchos puntos a recalcar y en los que detenerse; muy bien hecho. Algo que está haciendo muy bien el universo cinematográfico Marvel es que está enlazando muy bien sus entregas, y Guardianes de la Galaxia es una prueba más de ello. La profunda hilaridad y comicidad de cada integrante del grupo de guardianes y su emotividad y sentimientos es uno de los puntos más atractivos del film; de todos ellos puedes sacar algo tierno y algo divertido. Todos los personajes están a la perfección perfilados (menos ellas) y llevados a la pantalla. El término loser no es porque sean unos perdedores en el sentido literal de la palabra, sino que todos ellos carecen de algo, y pueden completarse con la ayuda de los otros. Esta enseñanza a mi me ha llegado al corazón, muy acertada. Y a pesar de que se tiende a dramatizar mucho en los personajes de estas películas, el perfecto control entre comedia y drama hace que no te sientas prisionero de uno y otro alternativamente, sino a la vez. El diseño de los personajes y los escenarios están muy bien cuidados, perfectos. Uno de sus mejores componentes es la banda sonora, ya que tiene una de las mejores soundtracks originales de la factoría Marvel y además se le suma el tener un recopilatorio de canciones alucinante y que encaja a la perfección con la película. Cuenta además con algo que pocas veces he recalcado en este tipo de películas y de la que me he enamorado perdidamente: una fotografía preciosa, llena de color, vivaz y con movimiento, unos planos asombrosos, absorbentes, espectaculares y muy bellos. La película funciona extraordinariamente, es descarada, personal, colorida, irónica y auténtica. Puede competir perfectamente con Los Vengadores, quedándose a su altura con facilidad. Es puro músculo e ingenio, de principio a fin, es una gozada. Encanta, entusiasma, y te deja con ganas de más.

foto-chris-pratt-y-dave-bautista-en-guardianes-de-la-galaxia

No lo olvides: El ritmo de la película es fluido y ligero, está muy bien desarrollado, en ningún momento se queda atascado, y mantiene a la perfección un equilibrio entre el humor y el drama; un humor ingenioso y refrescante, atractivo; un cast perfecto y entrañable, creando unos personajes con personalidad y relaciones memorables; una banda sonora que invita a sonreír y a motivarte y una fotografía impactante.
Olvídalo: Sólo una cosa: los personajes femeninos están bastante desdibujados, algo que espero que en la secuela se arregle. Pero la película es una genialidad; hasta la escena que podría haber quedado muy ridícula y fuera de lugar está tan bien enfocada e interpretada que es digna de aplaudir.

Firmado: Cely.

Sobre el Autor

Cely

Cinéfila y seriéfila a tiempo completo, devoradora de libros e intento de músico. Más rápida que Harry el Sucio y menos elemental que Sherlock Holmes. Revivo tartas y horneo muertos. El día tiene 24h y yo me atrevo a hacer más de lo que una persona normal es capaz en mi agujero hobbit.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *