Crítica de Spider-Man: Homecoming de Jon Watts

Tal vez Spider-Man: Homecoming se convierta en la película favorita de muchos dentro del MCU, compuesta hasta la fecha por 16 películas. Para los fans de este universo cinematográfico han alabado las dos últimas películas del Capitán América, también disponen de una gran aceptación por parte de sus fans los Guardianes de la Galaxia, personalmente soy de otra opinión. Incluso hay gente que incluso sabe ensalzar las virtudes de la franquicia Thor a pesar de ser muy criticada, lo que si está claro que las adaptaciones del cómic de Marvel dejan mucho que desear en comparación con el original.. Ahora llega el turno de la cinta dirigida por Jon Watts Spider-Man: Homecoming que se centra alrededor de uno de los personajes más queridos del univers de Marvel y sabe muy bien como adaptarla dentro del universo de Marvel y aprovecha al máximo los derechos otorgados por Sony y Marvel, supongo que por miedo de no caer en el fracaso, después de haber cancelado The Amazing Spider-Man con casi 600 millones de recaudación, cosas que nunca entenderemos.

Incluso sabe como jugar con la nostalgia y nos ofrece la quinta película basada en este personaje con un capítulo hilarante, estimulante y realmente divertido en la saga de Marvel, además esta cuenta con una secuencia que no se encuentra en los tráiles ni vídeos vistos, y no te la voy a desvelar. Pero Homecoming hace una referencia profunda en un momento de la película en la primera parte de la cinta que nos recuerda a los amantes del cómic de “The Amazing Spider-Man” de Stan Lee y Steve Dikto y Watts lo ha traído en esta película, siendo uno momento genuino, y esta ha sido la primera vez que cualquier película de la saga de Spider-Man ha capturado esta esencia necesaria del héroe adolescente, que está perfectamente retratado por Tom Holland.

Tal vez este sea el motivo por el cual Spider-Man: Homecoming nos ofrece una versión inusual vista hasta la fecha en cualquier adaptación de el conocido héroe, sin faltar ni tirar por tierra las adaptaciones protagonizadas por Tobey Maguire y Andrew Garfield, este motivo es debido principalmente a la asociación de contenido compartido entre Marvel y Sony, Homecoming conecta Spider-Man en un universo repleto de superhéroes ya existentes e intenta buscar un sitio entre tanto.

La película retoma la historia después de los eventos ocurridos en Civil War, cuando Tony Stark (Robert Downey Jr.) vuelve con Peter Parker (Tom Holand) y de devuelve a su “modesta” vida en Queens, Nueva York, animándolo a crear un hueco en la ciudad como el héroe y vecino Spider-Man. Peter, por su parte, cree que puede ganarse un hueco en las filas de los Vengadores, si pudiera detener a un villano importante seguro que demostrará su valía como Vengador.

Así es como Peter se cruza con Adrian Toomes (Michael Keaton), el Buitre, el dueño de una compañía de reconstrucción que se encarga de la reconstrucción de Nueva York, ha sido apartado de su trabajo por Stark y la DOCD, así que este se ve obligado a elaborar un plan para sobrevivir y seguir alimentando a sus familias, con lo que empleando la tecnología alienígena adquirida después de la Batalla de Nueva York, Toomes y su colega, el Tinkerer (Michael Chernus), construyen armas y herramientas que emplean para robar tecnología y venderla en el mercado negro. Toomes, emplea un traje de alta tecnología y pretende pasar desapercibido por las autoridades y sobrevivir así en este cruel mundo, pero después de un encuentro con uno de los secuaces de Toomes, el Shocker (Logan Marshall-Green), con Peter este grupo llamará la atención de Spider-Man.

En Homecoming vemos que han decidido mantener a Peter en la escuela secundaria permitiendo así a Jon Watts y Tom Holland concentrarse en los aspectos sociales incómodos que vienen relacionados con la vida de un adolescente que mantiene una vida secreta. Ofreciéndonos así un viaje con una historia principal envuelta por otras más pequeñas, ya que nuestro héroe está en una etapa de su viaje donde se está acostumbrando a sus poderes y a su traje, lo que como es habitual en Peter nos mostrará momentos realmente divertidos, sigue siendo muy torpe y está aprendiendo a ser un héroe.

Homecoming también profundiza en un aspecto no visto en otras películas de Spider-Man, ofrece en su historia otro círculo íntimo de Peter, sus amigos y amores de instituto, el amor de Peter por Liz (Laura Harrier) a la directa Michelle (Zendaya) que tiene calada a Peter. E incluso nos encontraremos con Tony Revolori con un divertido y egoísta Flash Thompson, aunque el verdadero protagonista es Ned (Jacob Batalon), el mejor amigo y confidente de Peter que una vez superada un bache emocional y descubierto su secreto se convierte en una pieza clave como hilarante de Spider-Man que acompaña a Peter en todo momento desde la distancia de su casa. Así pues encontramos un aspecto más humano y comparte con el espectador a lo que se tiene que enfrentar cualquier adolescente entre Tom Holland y sus jóvenes compañers de reparto, elevando el listón en la parte emocional de esta historia, algo que que es raramente explorado en otras películas de la MCU y en esta ocasión con todo lujo de detalle.

Al mismo tiempo, Spider-Man: Homecoming cuenta con grandes momentos de acción, elevando el ritmo y la intensidad de la película, manteniendo en todo momento las peculiaridades del personaje central, y todo lo que supone ser Peter Parker en plena adolescencia, los sacrificios incluidos haciendo lo que él cree que es correcto, con su tía May como apoyo, pero como todos sabemos, que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Spider-Man: Homecoming se mueve con soltura y su historia se mueve sin fisuras a pesar de contarnos una nueva historia (que todos ya conocemos) con un nuevo (viejo) personaje que aparece en el universo establecido ya por Marvel, al mismo tiempo la cinta contiene referencias y huevos de pascua que nos recuerdan las películas de Marvel y las de Spider-Man como las referencias clásicas a sus villanos. También esta dispone de una gran secuencia final, que incluso supera la de Iron Man.

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador,, amante del cine, devorador de Bandas sonoras, videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *