Crítica The Kings of summer, Atlántida Film Fest

Esta cinta presente en la sección Atlas del Atlántida Film Fest es como si nos imagináramos a John Hughes rodando «Cuenta Conmigo«, o como si Mark Twain escribiera «Los Goonies«, descubriremos como Chris Galletta se imagina una aventura veraniega de unos adolescentes.

Esta cinta de aventuras nos relata una apasionante historia veraniega, alejada de ser un mero blockbuster a pesar de poder contener todos sus ingredientes, repleta de ironía, sarcasmo y de una entrañable forma. La cinta llega después de causar una gran sensación en el pasado Festival de Sundance, o de llevarse una gran ovación por parte del público en el Festival de Gijón o incluso en el Dallas International Film Festival.

the-kings-of-summer_posterLa trama de esta cinta indie gira en torno a la historia de unos adolescentes Joe (Nick Robinson), cansado de los cambios constantes de su vida; el fallecimiento de su madre, la independencia de su hermana mayor con el novio y de como su padre intenta recuperar el amor en su vida, le genera comportamientos que su padre no es capaz de controlar, Patrick (Gabriel Basso) el mejor amigo de Joe desde que eran críos y agobiado de ser el niño de sus padres, controlado a todo momento por sus padres, no es capaz de hacer nada sin la supervisión o la aprobación de estos, llegando a estar sobreprotegido y de Baggio (Moises Arias) poco conocemos de su historia anterior ya que este entra en la historia de casualidad, y termina siendo una pieza clave en el desarrollo final de esta historia.

Así que conociendo las historias personales de cada uno de los protagonistas, como bien ha sabido representar Jordan Voigt-Roberts nos hará entender como estos adolescentes tienen esa necesidad de huir y abandonar su vida pasada. Así que por parte del destino Joe descubre un sitio perfecto, donde nadie los encontraría, donde nadie les pueda dar ordenes ni mandarles hacer tareas, buscando su ansiada libertad, construyéndose una casa en medio de la naturaleza, donde ellos serán los amos de su destino, conviviendo en medio de la naturaleza, cumpliendo sus propias normas y mediante un pacto de amistad de no desvelar nunca su secreto. Mientras sus familias acudirán a la policía en su búsqueda, pero descubrirán que se han marchado por su voluntad, así que ellos mismos trataran de conectar y comprender recordando que les une a ellos y como desde pequeños andan juntos haciendo travesuras y es cuando Frank reconoce que puede que no haya sabido manejar a su hijo Joe desde la muerte de su madre y por eso se rebela continuamente y ahora teme no haberlo hecho correctamente, y los padres se lleguen a cuestionar que “Nuestros hijos se escaparon, no quieren estar con nosotros, no quieren vivir en nuestras casas, igual hemos hecho algo mal, ¿no?«.

Pero la cosa se complica para el trío de adolescentes aventureros cuando aparece el traicionero amor y Joe recurre a Kelly (la chica por la que esta colado pero nunca se ha atrevido a dar el paso) para enseñarle su escondite y compartirlo con ella, pero es entonces cuando se complica el asunto y el equilibrio del grupo empieza a tambalearse y lleguen a cuestionarse los valores más importantes como la amistad o su promesa de ser amigos para siempre, ya que esta nueva incorporación es la que hace detonar; una serie de descubrimientos y reflexiones personales, como que sin saberlo Joe y su padre tienen mucho más en común de lo que creen. Baggio nos hará recordar que la amistad es algo tan importante en la vida por lo que merece la pena luchar y nunca se perdonaría abandonar a sus mejores amigos.

the-kings-of-summer_critica centrada

En definitiva “The Kings of Summer”, como hemos comentado al principio es una película cargada con un gran sentido del humor (a veces un poco negro) e ironía y una forma muy entrañable. Remarcar el buen trabajo tanto de la dirección de Jordan Voigt-Roberts y del guión de Chris Galletta, ya que han sabido marcar la personalidad y la capacidad de sus personajes. Y otro valor a tener en cuenta y con la que disfrutaremos de esta película es sin duda, su fotografía muy natural y característica (luz viva, colores vivos y cálidos, naturaleza), denotando la importancia de los paisajes por lo que transcurre las aventuras de estos tres adolescentes y lo importante que es para ellos ser los amos de sus destinos y asimilar a su manera el paso de convertirse en adulto, como si de un rito se tratase.

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador, amante del séptimo arte, devorador de Bandas sonoras y de videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *