El Francotirador (American Sniper) el arma más letal por Clint Eastwood

“Hay tres tipos de personas en este mundo. Ovejas, lobos y perros pastores.”

El Francotirador de Clint Eastwood esta basado en la novela autobiografía escrita por el propio Chris Kyle junto a Scott McEwen y Jim DeFelice donde Kyle narra su andadura como un tirador de élite del cuerpo de élite de los US Navy SEAL. Esta adaptación cinematográfica ha sido adaptada y escrita por Jason Hall, y dirigida con gran acierto e impulso con una notable evolución constante por Clint Eastwood. En la que Bradley Cooper, ademas de encarnar a Kyle es el productor de la cinta, realiza una lograda interpretación en la que incluso ganó corpulencia para parecerse más si cabe a Chris y da el todo por el todo, y gracias a esta labor e encarnación cabría destacar y señalar que es su mejor interpretación hasta el momento en su carrera.

AMERICAN SNIPER

Antes de ver El Francotirador (American Sniper) uno lee que esta ha sido aplaudida por gran parte de la crítica y esto es una buen indicio, pero no siempre llueve a gusto de todos, pero bueno. Ademas de que el director ha conseguido algunos premios destacados como el de a mejor director en los National Board of Review, aunque sorprende no haya sido siquiera nombrada en las grandes premios como los Óscar, Satellite o BAFTA donde en la que suma un gran número de nominaciones. El rodaje de esta es otra historia ya que los directores David O.Russell seguido por Steven Spielberg, mostraron su interés por la dirección de la pelícla, pero al final recayó en manos del propio Eastwood.

Nada más comenzar la película descubrimos que estamos ante una cinta patriótica y bélica, donde podemos ver a un joven Kyle junto a su padre, y este explica que el mundo esta dividido en varias categorías; ovejas, lobos y perros pastores. Y iremos conociendo a nuestro protagonista, un tipo nada ingenuo, un devoto de su familia con un lado oscuro que siempre logra controlar. Y este actúa como un buen ciudadano y debe de hacer lo que debe de hacer para salvaguardar y proteger su patria de los continuos ataques a ciudadanos norte americanos, en diferentes partes del mundo y sobre todo tras los atentados ocurridos en el 11-S.

American-Sniper

Chris Kyle (Alias Leyenda)

Así que esta historia nos relata en primera persona la crudeza de la guerra y de las batallas, el día a día de los soldados y de como todos esos horrores se le quedan clavados en la retina y mente de Kyle. Tanto es así que por eso cabe destacar la interpretación de Cooper, ya que cuando este soldado esta lejos del combate y del campo de batalla, cuando regresa junto a su esposa, esta paz le causa una serie de sensaciones de nervios y tensión constante, llegando incluso a subirle la tensión a cifras no muy normales y preocupantes. Eastwood nos muestra un guerra perturbadora, mostrándonos a un Cooper alterado que logra dominar su miedo y lado más oscuro conviertiéndose en un héroe en el campo de batalla donde sus compañeros se sienten protegidos sólo con el hecho de contar sólo con su presencia, es un ángel guardián con un rifle de largo alcance y nada se le escapa, Kyle es tan valiente y quiere salvar a tantas vidas como sea posible, que hasta su relación familiar pende de un hilo por su “ausencia”, cuando no está destinado su mente sigue allí, con los suyos tratando de cazar a los malos que se interponen en su misión.

Clint Eastwood nos deleita en esta película bélica con una importante carga biográfica y emocional, mostrándonos un completo drama de acción con mucha energía, formal y constante, que nos presenta de forma muy sugerente un retrato humano. A pesar de contar con algunos detalles minimos pero perceptibles a lo largo de la cinta estamos hablando de una gran labor de dirección por el propio Eastwood una cinta que sabe mantener los tiempos sin llegar aburrir a pesar de no ser tan patriotas desde el comienzo hasta el final.

Como curiosidad de la cinta en el reparto podemos encontrar que los compañeros de equipo de Bradley Cooper no son actores sino que son auténticos US Navy SEAL, ademas Clint Eastwood cuenta en el apartado técnico, en la banda sonora con el maestro Ennio Morricone, en la que nos presenta una banda sonora que apenas cobra protagonismo con lo visto, pero que en algunos momentos oiremos, de agradecer, ya que apoyarse en la banda sonora es un elemento muy común y en esta ocasión no hace falta apoyar los sentimientos en nada, salvo con lo visto en pantalla. Sin duda un gran homenaje y que al final, encontramos un tema “The Funeral”, que no es otro que el himno militar con un ritmo muy lento, mientras vemos en pantalla los créditos finales y las imágenes del entierro de Kyle

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador, amante del séptimo arte, devorador de Bandas sonoras y de videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *