ENTREVISTA con Charlotte Rampling sobre Hannah

Para su segundo largometraje después de Medeas, el realizador Andrea Pallaoro dirige a la nominada al Oscar en 2016 (45 años), Charlotte Rampling.

La veterana actriz británica consigue cautivar a la crítica gracias a su papel de Hannah, que le ha servido para conseguir así la Copa Volpi en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Esta cinta explora su rota sensación de la identidad y de como pierde el auto control, Hannah indaga sobre la alienación de hoy día, el problema de conectar y las líneas divisorias entre la identidad individual, las relaciones personales y las presiones sociales.

¿Fue difícil decir ‘sí’ a Andrea Pallaoro?

No. Me encantan los papeles difíciles. Me gusta la complejidad. Esta película me fascinaba por la forma en la que debía hacerse. Es un papel muy silencioso e introvertido. Estás en la cabeza de esta mujer todo el tiempo, pasando por experiencias traumáticas. Cuando leí el guión, me pregunté si podría ser una película. Bueno, ahí está la película. Entonces es posible.

¿Llegaste a conocer a Hannah?

Sé lo que ella siente. No literalmente en su situación, pero sentir es sentir. Todos saben lo que es que te hagan daño, te traicionen o que te dejen solo. Lo único que un actor tiene que saber hacer es evocar esos sentimientos.

¿Hablaron mucho usted y el director Andrea Pallaoro sobre Hannah?

Sí, antes de comenzar a grabar, que es el único momento adecuado. Durante la grabación, me gusta entregarme por completo al director. Que, dicho sea de paso, no es una disposición sumisa. Porque yo misma permito lo que sucede en cada momento. Por supuesto, puedo rechazar cosas, pero en cualquier caso, quiero estar abierta a la posibilidad de estar dispuesta a hacer algo. A menudo veo actores que no están abiertos a eso, lo cual conlleva discusiones con el director. La desconfianza que surge siempre en el set se produce a expensas de la creatividad.

Preparando esta entrevista, vi el documental The Look donde dice: “Mucha gente me ve como un monstruo, y tal vez lo sea.” ¿Ese monstruo se hace más grande con los años?

Lo que no dije entonces y en realidad quería decir es que todos tenemos nuestros propios monstruos y también tenemos que enfrentarlos. Porque sin esos monstruos no puedes vivir. Acabas siendo media persona.

Y, ¿son esos monstruos cada vez más grandes a lo largo de los años?

No, lo contrario, más pequeños. Siempre que se sepa que esos monstruos los ha creado uno mismo. Y claro, que los acepte. Si puedes hacer eso, será divertido, porque esos monstruos te llevarán a lugares a los que de otra manera nunca te atreverías a ir.

¿Son estos monstruos los que te permiten actuar?

Probablemente sí. Pero hay que tener cuidado, ya que esos monstruos también pueden tomar el control si por alguna razón dudas de tus decisiones. Y esa no es una experiencia muy interesante, te lo puedo asegurar. Ya me ha sucedido en alguna ocasión.

Durante tu depresión… leí que luego peleaste solo contra los monstruos.

No, no pelee contra ellos. No deberías hacerlo tampoco. Porque nunca ganarás. Ya que son mucho más fuertes.

¿Has dejado entonces que se acabe la “tormenta”?

Exactamente. Lo cual es una parte importante de la vida. Primero dejas que la tormenta fluya y cuando pase comienzas de nuevo

Una vez le pregunté a tu colega Jeff Bridges si alguna vez había pensado en dejar de actuar. Todos los días, dijo. Pero sigue haciéndolo. ¿Es actuar algo de lo que no te puedes deshacer fácilmente?

A menudo lo escucho de actores mayores. Y lo he llegado a pensar, en el pasado, pero ya no. Simplemente porque quiero hacer algo en mi vida. No quiero sentarme en casa en el sofá, envejecer y enfermarme, y luego, en cierto momento, darte cuenta de que has abandonado tu vida. He hecho un pacto con mi vida, y dejar de actuar no es parte de él.

Entrevista cedida por Surtsey Films

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador, amante del séptimo arte, devorador de Bandas sonoras y de videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *