La FOX firma un acuerdo de colaboración con el Instituto Jane Goodall

Con motivo del recién estreno de La guerra del planeta de los simios, 20th Century Fox ha firmado un acuerdo de asociación con el Instituto Jane Goodall con el que proporcionaran atención a chimpancés que hayan sido rescatados, muchos de estos han sido víctimas de los comercios ilegales de comercio de carne de animales salvajes y tráfico ilegal de mascotas. Serán alojados y atendidos en tres lugares denominados como “santuarios” situados en algunas islas arboladas y otros lugares, en el Centro de Rehabilitación de Chimpancés que el Instituto tiene en Tchimpounga, en la República del Congo, dónde casi 15 chimpancés se beneficiarán de esta asociación.

Sobre esta noticia la doctora, primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la paz de la ONU inglesa Jane Goodall:

Creo que la saga de El planeta de los simios hace que los espectadores y la gente piense sobre los simios y,  tal vez, sobre nuestra relación con ellos. Y creo que esta serie ha ayudado, ya que cualquier cosa que nos haga pensar sobre nuestra humanidad en relación con el resto del reino animal es destacable”.

El director de esta última entrega de la exitosa saga Matt Reeves comentó:

Es todo un honor y un privilegio asociarse con el Instituto Jane Goodall y así facilitar la atención necesaria a nuestros parientes animales cercanos. Durante que tuvo lugar el rodaje de esta odisea protagonizada por César, me fascinó aprender tanto sobre simios y chimpancés, son unos fascinantes animales que hasta se organizan, planean estrategias e incluso interactúan socialmente de forma muy similar a nosotros. Nuestra esperanza es que esta reimaginada franquicia de los Simios haga surgir una nueva consciencia, compasión y respeto hacia esas majestuosas especies durante las próximas generaciones”.

Jane Godall y un chimpancé en rehabilitación. Foto: Michael Nichols

Las sedes donde muchos de estos chimpancés viven, no sólo proporcionan parcialmente un regreso al habitat del que fueron capturados, ofrece además la oportunidad de crear comunidades sociales fuertes y dinámicas juntos en un hábitat natural, como si de una segunda oportunidad se tratara. Al igual que ocurre en esta película, los simios trabajan y forman su propia comunidad como los que viven en Tchimpounga. Muchos de ellos no son miembros de la misma familia, y mediante la rigurosa profesionalidad e investigación del personal del Instituto asocian a chimpancés y simios que piensan que prosperarán juntos en sus nuevas comunidades, dentro del santuario.

Para mostrar así su gratitud por esta reciente unión, el instituto ha bautizado el alojamiento insular de Tchindzoulou, el más grande de los tres santuarios insulares, dándole así el nombre del héroe chimpancé de La guerra del planeta de los simios: César.

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador, amante del séptimo arte, devorador de Bandas sonoras y de videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *