Twitter Facebook Youtube
Inicio » BSO » La banda sonora de GLASS cuenta con un sonido singular

La banda sonora de GLASS cuenta con un sonido singular

Todas las franquicias, desde Star Wars hasta Jurassic Park y Gru. Mi villano favorito cuentan con temas musicales propios. La música de la película es inmediatamente reconocible y es sinónimo de la propia franquicia. Glass (Cristal) es la tercera parte de una trilogía, pero es diferente a cualquier franquicia que se haya hecho. Eso le dio a Shyamalan y a su compositor West Dylan Thordson la oportunidad de crear una banda sonora diferente a la que se ha hecho.

La música de Glass (Cristal) fue un desafío único, porque estábamos haciendo una secuela de dos películas de dos generaciones diferentes, y uno de los problemas concomitantes es que estábamos hablando de estilos musicales de dos generaciones diferentes”, dice Shyamalan. “El protegido era como una banda sonora de la vieja escuela de Hollywood. Es muy inusual y tiene una percusión muy marcada. En ese momento era vanguardista, aunque la tocaba una orquesta de 100 músicos. La forma en que abordamos Múltiple fue sónicamente, al estilo del grupo Nine Inch Nails. Tomábamos un sonido de cello, lo girábamos, lo torcíamos y lo doblábamos, y eso era muy vanguardista en ese momento. Así que, ¿cómo fusionas esos dos enfoques en una película?”

La solución fue que Thordson tomara los temas de El protegido, compuestos por James Newton Howard, y los revisara aportando su propio estilo y musicalidad. “Salió más minimalizado, muy, muy, sencillo y simplificado con el tono de West”, dice Shyamalan. Luego utilizaron los temas musicales de Múltiple que Thordson había compuesto para esa película. También compuso nuevos temas específicos para Glass (Cristal). Finalmente, para escenas flashback de El protegido, utilizaron la banda sonora original de esa película.

Fue una evolución”, dice Shyamalan. “West estuvo en la película durante 11 meses. Fue un gran compromiso. Se mudó a Filadelfia, preparaba su material en nuestras oficinas y en su casa de Filadelfia, y fue a por todas. Y la verdad es que tiene una forma realmente inusual de abordar la música”.

Para un experimento, que no se utilizó en última instancia en la película, grabó sonidos en el Hospital Estatal de Allentown, donde se rodaron las escenas de Raven Hill. “Hizo cosas increíbles con percusión”, dice Shyamalan. “Venía y grababa toda la noche después de que termináramos de rodar. A las 4 de la madrugada, tocaba la batería y traía a un violinista que podía oírse en el auditorio y en los pasillos y lo grababa. Esas cosas sonoras, intelectuales e inefables aportan una dimensión auténtica a la escena”.

A través de los procesos que llevaron a cabo en Múltiple y Glass (Cristal), Thordson y Shyamalan descubrieron que son, en cierto sentido, espíritus creativos afines. “La autenticidad es nuestro principal objetivo como realizadores, y todo lo que escuchas en la película está prácticamente hecho por West. Él lo ha creado, sintetizado y vivido. Los gustos de un hombre me ayudan a contar mi historia, y yo transmito toda su fuerza y audacia a los espectadores”.

Sobre Alfi

Diseño Gráfico y Producción Editorial, amante del cine y de sus BSO, además de los videojuegos, fiel servidor al Orden Jedi y en mis ratos libres escribo sobre este maravilloso mundo, el séptimo arte. alfmarfez@newcinema.es

Comentarios

comentarios

Artículos similares