Review de la segunda temporada de Jessica Jones

Tras tres años de espera, Jessica por fin ha vuelto. Aunque pudimos verla en The Defenders el año pasado, ya teníamos ganas de que volviera con su segunda temporada. Y ha vuelto por todo lo alto: con sus 13 capítulos estrenados el 8 de Marzo, el día de la mujer trabajadora, y con todos los episodios dirigidos por mujeres. Antes de nada vamos a recordar cómo terminó la primera temporada. Cuando Kilgrave empieza a controlar a una multitud para que se maten entre ellos y amenaza a Trish, Jessica le engaña y le hace pensar que sigue bajo su control mental, y cuando le tiene lo suficientemente cerca, le parte el cuello. Los cargos de asesinato son retirados gracias a Hogarth y Alias Investigations comienza a recibir llamadas de posibles clientes, que son contestadas por Malcom.

Empezamos por la segunda temporada unos meses más tarde de aquello, supuestamente después de los hechos acontecidos en The Defenders (y digo supuestamente porque no se hacen prácticamente referencias a ello) y su trama es totalmente independiente del resto de series de Marvel de Netflix.

Principalmente y sin hacer spoilers, ahondaremos en el pasado de Jessica y en el origen de sus poderes, y también lidiará con las consecuencias morales de haber asesinado a alguien, aunque ese alguien fuese Kilgrave.

Sus poderes

Algo que en la primera temporada todos dábamos por hecho pero que aquí se empiezan a cuestionar. Ya nos dice Trish que Jessica era normal hasta después del accidente de tráfico en el que perdió a su familia, y aunque al principio intenta evitar el tema y olvidarlo, al final (y, siendo detective privado, cómo no) decidirá investigar el origen de su fuerza.

La relación con Trish

Aunque ya vimos cómo eran las dos de pequeñas, en esta temporada tendremos la oportunidad de verlas de jóvenes. A pesar de que las dos sean muy diferentes y cabezotas, nos muestran cómo llegaron a ser lo que son ahora, estando siempre la una para la otra. Su amistad pasa por un período muy complicado y se empiezan a distanciar, veremos cómo lo resuelven.

La relación con Malcom

Algo que me ha sorprendido gratamente es la relación que tiene con Malcom después de ayudarle a desintoxicarse y a dejar las drogas en la primera temporada. Ahora, Malcom es su ayudante y se ha vuelto todo un detective privado, y Jessica aunque no quiera admitirlo está encantada de tener a alguien ayudándole. Esta relación es muy bonita porque Malcom le recuerda a su hermano pequeño y en el fondo le cuida y quiere que esté bien.

Los remordimientos

Jessica se plantea un dilema que tiene prácticamente todo superhéroe en este universo. No quiere ser una asesina pero se ve moralmente obligada a matar a Kilgrave, y se planteará durante toda la temporada si hizo lo correcto y si ahora lo lleva en la sangre.

El empoderamiento de la mujer

Una de las cosas que más me han gustado de esta temporada. Protagonizada principalmente por mujeres, que no son perfectas y tienen personalidades muy dispares, mujeres fuertes e independientes que luchan por sí mismas. Que a pesar de tener momentos muy duros, se levantan y se apoyan y nadie les dice lo que deben o pueden hacer.

Termino con la review recomendando la serie sin dudarlo, es bastante independiente del resto de series de Marvel de Netflix así que no hace falta que las veáis en orden, y si os gustó la primera, esta temporada os encantará.

Nymeria

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador a ratos, amante del cine, devorador de Bandas sonoras, videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *