Skam, más que una serie sobre adolescentes

Skam es una serie Noruega  producida por NKR P3, estrenada en televisión en octubre de 2015, narra la vida de un grupo de adolescentes  que asisten a la Nissens skole en Oslo, cada temporada presenta como protagonista a uno de ellos, actualmente consta de tres pero ya se ha confirmado la renovación de una cuarta.

En la primera de ellas, encontramos a Eva Mohn, en la segunda la protagonista es  Noora Sætre y la tercera centrada en Isak Valtersen, cuyo último capítulo fue estrenado este pasado 16 de diciembre de 2016.

Isak y sus amigos

Skam está revolucionando las redes y es que presenta un formato totalmente novedoso. Pese a que los episodios se emiten los viernes, durante la semana los fans noruegos pueden ver en línea diferentes clips y escenas del siguiente episodio publicados en la página oficial de la serie a tiempo real, por si no fuera poco, también es posible  acceder a mensajes de texto  que  se envían los protagonistas  entre sí o pueden seguir a los personajes en Instagram o Facebook para poder interactuar con ellos, creando en cierto modo una realidad paralela, donde los personajes de la serie cobran vida más allá de la pantalla del portátil o la televisión.

Aparentemente puede parecer el estereotipo de serie cliché adolescente, o incluso recordar a la mítica Skins, sin embargo se trata de una visión bastante verosímil de los años de instituto (incluso posteriores) abordando infinidad de temáticas de carácter social, como el machismo,  la homofobia, el racismo, las enfermedades mentales… sin caer en la romantización de estas o de las drogas. Todas estas problemáticas son fruto de situaciones comunes dadas por el día a día de cualquier joven, y tratadas con la mayor naturalidad posible, educando a los espectadores y contribuyendo a que estos construyan una sociedad mejor, alejada de prejuicios y tabúes. Obviamente sin olvidar que es una serie de ficción y no un programa de tipo documental, por lo tanto las temporadas suelen estar centradas en historias románticas que aportan un mayor dramatismo, acompañado de una banda sonora muy variada y trabajada.

La verosimilitud comentada es una factor muy importante en esta producción ya que está representada por adolescentes de edades muy aproximadas a las que se muestran en la serie, y por lo que se ha podido leer en Internet, se trata de actores «novatos» e inexpertos los cuales fueron entrevistados por una pedagoga que buscaba chicos y chicas que pudieran interpretar de la manera más natural posible a un estudiante de su edad.

Por otra parte cabe destacar que se trata de una serie noruega, con adolescentes nativos  y que por lo tanto se presentan continuamente elementos culturales propios a demás de pertenecer a  un contexto social específico, muy distinto al de otros países.

Las chicas protagonistas de Skam

Esto no ha supuesto ningún problema para fans de todo el mundo, ya sean españoles o japoneses (sí, la serie ha llegado incluso a Asia) para poder sentirse identificados con cada una de las historias narradas, incluso se ha fomentado el aprendizaje del idioma, ya que la serie solo se encuentra en versión original subtitulada inglés o español.

En definitiva, Skam se está convirtiendo en un portal hacia ya no solo el entretenimiento, sino también en una forma de pedagogía y reflexión (con algunas limitaciones y contradicciones como puede verse en la segunda temporada) sobre todo para los que se encuentran iniciando su adolescencia.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *