Thomas Newman compone la destacada BSO de Victoria & Abdul

Thomas Newman (El gran hotel Budapest, Camino a la perdición) es actualmente uno de los compositores más reconocidos y cuenta en su haber con más de una docena de bandas sonoras cinematográficas en su carrera, y hasta el día de hoy ha sido premiado con seis Grammys y acumulado hasta catorce nominaciones al Oscar. Regresa así en esta ocasión para componer esta historia real basada en los acontecimientos ocurridos entre la Reina Victoria y su amigo y sirviente Abdul. Así pues Newman vuelve a deleitarnos con su orquestalidad y sus sonidos de época mezclando sonidos tradicionales de India. Como es habitual en Thomas Newman en esta ocasión nos ofrece una serie de 32 temas que componen la banda sonora de La reina Victoria y Abdul, pistas cortas pero intensas, es genial. La banda sonora de esta película empieza con el tema de apertura o inaugural “Ceremonial Fanfare”, un tema que sirve de apertura como una fanfarria real se tratara, un tema corto que sirve de presentación. Por otra parte encontramos “Agra Gaol” un tema en el que el viento es el protagonista y Newman emplea en este un instrumento oriental como centro de atención que te encantará desde el primer instante, junto a la música india.

Como es de costumbre en Newman consigue que en ocasiones aumentar la intensidad con la pomposidad de múltiples instrumentos en escena, sin desperdiciar ninguna nota a medida que se desarrolla cada pieza musical. Y así es como consigue crear elementos que van desde la fanfarria clásica del principio, a una paisaje musical más suave y hermoso hasta temas con el apoyo de la música india como ocurre con “Peacock Throne.

Y así nos lo demuestra con “Civilization” en el que introduce en su música y emplea hasta unas voces de un coro en este tema. También es reconocido por sus elementos tan reconocibles como lo es el piano y las cuerdas, como en “Quenelle With Regency Sauce, Etc.” o “Glassalt Shiel” temas en el que nos demuestra porque Newman es uno de los compositores tan polifacéticos y tan reconocidos en los últimos años. Haciendo que la música y las emociones fluyan y funcionen como un elemento más sencillo, demostrando su gran habilidad de Newman, también por la inclusión de la música celta, muy común en muchas de las partituras más actuales y esa sensación es muy gratificante, como podemos oir con “Florence” y “Loch Muick”. Está claro que no todo va ser perfecto y puede que hasta encontremos algunos temas que no fluyan igual que alguno de los mencionados, pero cuando Newman fluye, es simplemente encantador.

Sobre el Autor

Alfi

Diseñador e ilustrador,, amante del cine, devorador de Bandas sonoras, videojuegos, y un fiel servidor al Orden Jedi.

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *