La locura española se apodera de Harvard

Por fin se estrena la continuación de “Fuga de cerebros” una divertida comedia española que tuvo muy buena acogida entre el público, más de un millón de espectadores, y que consiguió recaudar en total unos 7 millones de euros. “Fuga de cerebros 2”, sobre un relevo en la dirección, que queda a cargo de Carlos Théron, debutante en la gran pantalla tras varios cortos y unos cuantos capítulos de la serie “Los hombres de Paco” (2005-2010).

Si repiten los guionistas Curro Velázquez y Álex Pina, que además nos han dejado estas palabras con las que definen muy bien su trabajo con este film: «Es una clásica comedia teen americana,  pero a lo typical spanish… Con su gitano, sus planes peregrinos y costumbrismo de barrio. Sus frikis recién salidos del instituto y trabajando en un supermercado por falta de recursos, nota… y neuronas. Con su dosis de emoción y el corazón abierto de par en par porque inadaptados sí, pero solidarios y amigos, más que ninguno»

Después de su éxito, no es de extrañar que solo dos años después aparezca la continuación, que en resumidas cuentas no cambia de producto, tan solo introduce pequeños cambios. Pasamos de la universidad de Oxford a la estadounidense Harvard, Mario Casas se ve sustituido por Adrián Lastra (“Primos”) y Amaia Salamanca se ve relevada por Paula Prendes (serie “Gran Hotel”) y Patricia Montero (serie “Los hombres de Paco). Entre los secundarios pocos cambios, siguen siendo esos personajes que sin quererlo, podrían hacer pedazos en un momento la honorabilidad de cualquier universidad de prestigio. Junto a Alberto Amarilla, Canco Rodríguez, Gorka Lasaosa y Pablo Penteo, destaca la actuación de David Hasselhoff (serie “Los vigilantes de la playa” o El coche fantástico”) y Juan Manuel Montilla (“El truco del manco”).     

Manteniendo en esencia la línea argumental de la primera parte, “Fuga de cerebros 2”, vuelve a recurrir a la formula de humor patrio y trazo gordo, donde una serie de amigos va en busca de su particular juega universitaria al estilo de “American Pie» (1999), y otras muchas comedias universitarias o de high school. Gracias a estos elementos tan populares entre los jóvenes, es de suponer que en poco tiempo vuelva a arrasar en la taquilla española. 

Ahí va un breve resumen de lo que podremos ver a partir de mañana en nuestros cines. Esta vez la historia se centra en el hermano pequeño de Emilio (Mario Casas), Alfonso (Adrián Lastra), que al igual que le pasó a su hermano, acaba enamorado perdido de la chica de sus sueños. Pero todo parece irse a pique cuando ella comunica que se marcha a estudiar a Harvard. Es entonces cuando Alfonso decide no darse por vencido, y acompañado de los mismos que alborotaron Oxford, emprende la aventura universitaria de su vida, donde las catástrofes van a ser continuas y donde se darán citas los más dispares despropósitos, en un intento desesperado de lograr conquistar al amor de su vida.

   

 

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.